jueves, 17 de noviembre de 2016

Creo
que la vida no funciona con interruptor, 
que el mundo no está hecho a medida,
que somos polvo organizado, 
desorganizados por el mismo azar
que ríe sin prisa.

Pero da igual lo que crea,
no importa, ni importará nunca. 

Porque el reloj seguirá marcando la hora, 
y el mundo rotando
y tú, incansable, 
siempre seguirás viajando.

Somos eso, polvo que se mueve.
Polvo que se acumula en estantes, 
polvo que inunda las calles,
que va y viene, sin alterar su semblante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sugerencias, comentarios, etc... aquí por favor!
Si queréis comentarme algo más en privado: karou.free@gmail.com