lunes, 15 de junio de 2015

Is that alright?

Juega, y jugando le mata. No lo entiendo. ¿Si le quiere o le ha querido, por  qué quiere verle sufrir? Es tan ambigua que me cuesta darle un voto de confianza y pensar que tal vez sus intenciones no sean tan negras como las consecuencias de sus actos, pero me lo pone difícil.

Me llama, cada día con una novedad. Ese es el problema. No debería tener novedades sobre ella.

Si echas a alguien de tu vida, sé consecuente con tus decisiones. No puedes tirar de una cuerda que tú misma has querido romper. Y menos cuando el otro extremo está atado a su cuello. ¿No se da cuenta de que le está ahogando?

Verle así me mata, pero más me mata no poder hacer nada para ayudarle. He pensado en llamarla, quedar con ella, aunque no la conozca, me da igual, y preguntarle sin rodeo alguno "¿para qué?". Pero sé que no puedo, porque no confío en que ella vaya a recapacitar sobre el daño que le hace, y por lo tanto dudo mucho que fuera a mejorar la situación.

¿Y eso está bien?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sugerencias, comentarios, etc... aquí por favor!
Si queréis comentarme algo más en privado: karou.free@gmail.com