domingo, 12 de abril de 2015

Puñales traicioneros.

Al final, tu camino te lo labras tú. Por mucho que te digan "estoy a tu lado", sólo lo cumple aquel que te agarra de la mano aún cuando no tienes fuerzas de levantar la vista para mirar quién es.
El mundo está lleno de falsedades: falsas esperanzas, falsos amigos, falsas personas, falsos sentimientos. Hasta que llega la realidad, te da en la cara y te das cuenta de que eres una más de un montón, de que te han utilizado como a todos, porque el mundo se divide en dos facciones: los que van a su bola y los que les ayudan a los demás a ir a su bola.
Y por mucho que te digas a ti misma que a partir de ahora irás a lo tuyo y pasarás del resto, ese dolor de sentirte objeto más que sujeto sigue ahí, y ni se va ni se irá.
La realidad está formada de cuchillos esperando tu espalda. Descubres que poca gente es lo que ves de ellas, y cuando alguien cercano a ti es quien sujeta el mango del puñal que descubres que te acaba de atravesar, duele más la indiferencia de sus ojos que la herida.
Pero no pasa nada, cada uno se labra su camino y yo sé que voy acompañada por un ángel negro en el mío. Eso sí, con forma equina.

1 comentario:

  1. "Pero no pasa nada, cada uno se labra su camino y yo sé que voy acompañada por un ángel en el mío."

    Será por que te lo mereces. Por ser tú misma :D

    ResponderEliminar

Sugerencias, comentarios, etc... aquí por favor!
Si queréis comentarme algo más en privado: karou.free@gmail.com